martes, 14 de septiembre de 2010

...de tanto Bicentenario

Se ha hecho muy cotidiano escuchar la palabra "Bicentenario" en estos días. Tal pareciera que si quieres que algo este en boca de todos, sólo agrégale ésta palabra y listo! Estarás "a la moda", no importa si lo que acompañe al 'Bicentenario' sea obsoleto; así pues, tenemos un Boulevard Bicentenario, un Museo del Bicentenario, Transporte del Bicentenario, y todo aquello que nos podamos imaginar, 'Bicentenario'.



He escuchado infinidad de razones para celebrar y no, las fechas que se aproximan., pero al final, cada quien es libre de interpretar las situaciones como mejor le plazca. He escuchado a personajes públicos, artistas, políticos, periodistas, columnistas, editores, locutores, etc., haciendo invitaciones para que aprovechemos esta ocasión para reflexionar como personas acerca de la nación en la que deseamos vivir, pero tal pareciera que la gente para estos asuntos tiene oídos sordos. Como que no nos gusta pensar ¡y menos aún reflexionar!


He de ser sincero, procuro estar informado de los acontecimiento que ocurren día a día, pero no me traumo (como mucha gente que conozco). Sí es preocupante la situación que se vive en algunos lugares de mi país, y como muchos siempre termino haciéndome las mismas preguntas:
¿Quién es el responsable de que tal situación este ocurriendo?
¿Quién tiene la culpa de tanta inseguridad?
¿Quién permite que no se respeten los derechos humanos?
¿Quién? ¿Quién?


Y no quiero que se malinterprete la intención de este texto, porque he de decirlo (y perdón que lo escriba con estas las palabras, pero no encuentro otras más adecuadas): ¡Estoy hasta la madre de escuchar/leer/ver quejas! Porque siempre es fácil encontrar responsables, si no es el gobierno, son los adinerados o las empresas, los patrones, los sindicatos, el presidente, los diputados, y la lista puede seguir y nunca terminar...


Y aquí es donde yo me pregunto:
¿Y donde esta el actor principal de todo este teatro?
¿En donde queda mi deber y responsabilidad como ciudadano?
¿Qué papel juego yo en la situación que vive mi país?


Escucho a la gente tener miedo de salir a la calle. Escucho a la gente quejarse de que el dinero no le alcanza. Escucho a la gente decir que en el trabajo la explotan. Escucho a la gente pedir, pedir, pedir.
Pero cuando te acercas a decirle a esas mismas personas que no tiren basura en la calle, se molestan; si les dices que tomen un libro, les da flojera; si pides que den un poco más de sí, quieren saber de cuanto ($) estas hablando; si les dices que sean honestos, presumen de que ayer le dieron $100 al 'poli' para que no levantara la multa.


Mi país es naturalmente hermoso y, hasta donde yo sé, admirado por propios y extraños. El mexicano se ha caracterizado por ser alegre, fiestero, de cálido y humano corazón; ¡Y estas son las cosas que yo quiero celebrar en este Bicentenario! Porque éstas son las cosas que le dan vida a México, que lo hacen tan diferente de otros países y que deberían de hacernos sentir orgullosos de haber nacido en esta tierra.


Es una pena que en algunos lugares no se pueda festejar como es debido, es triste saber que 'unos cuantos' han tenido más fuerza que todos los mexicanos que queremos celebrar 200 años de libertad, y es triste porque pareciera que no es así, que no somos libres ni siquiera en nuestro propio país.


Sé que muchos al igual que yo, llegaron a tener la loca idea de que como en México hay guerra cada 100 años desde 1810, esta vez no sería la excepción... Y ahora que lo pienso no es tan descabellada la idea, pues quizá es tiempo de hacer una guerra nuevamente, pero no con armas y derramando sangre, sino con propuestas, ideas, trabajo y acciones que verdaderamente nos hagan sentir libres, que nos lleven como pueblo a construir la nación que queremos ser. Y esto no va a suceder a partir de un presidente o de una cámara de diputados... Esto inicia de abajo hacia arriba, inicia desde mi persona, y poco a poco influenciando a las demás a trabajar por un México mejor.


Suelo decir que "La gente obtiene lo que se merece, no lo que necesita"... y hace poco leí que "Un pueblo tiene el gobierno que se merece", entonces creo que ya es tiempo de cambiar como pueblo, cambiar de ideas, cambiar de actitud, pues alguien me dijo en una ocasión: "El colmo de la estupidez es querer seguir haciendo lo mismo y obtener resultados diferentes". No debemos permitirnos como país, como ciudadanos, como individuos, seguir cometiendo las mismas acciones que han llevado a nuestra sociedad al punto en el que se encuentra, luchemos! entremos a la batalla y ganémosla! Esta batalla que no es contra nadie mas, sino con nosotros mismos...


Hoy tenemos la oportunidad única de festejar un Bicentenario de Independencia y Centenario de la Revolución, celebrando la libertad y la soberanía. No la desaprovechemos y démosle a nuestro México el mejor regalo de cumpleaños, pues sólo una vez en la vida se cumplen 200 años de Ser Orgullosamente Mexicanos!


VIVA MÉXICO!
y... ¿por qué no? Viva México Cabrones!


Antes de irme los dejo con un par de vídeos muy buenos que encontré en la red. Ojalá disfruten el primero y reflexionen el segundo.
Atte: AleXVzzZ

Emociones México
Este vídeo fue el que me motivó a escribir todo lo anterior. Disfrútalo.


Nosotros los mexicanos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada